domingo, 18 de julho de 2010

Continuidades e descontinuidades

"El terreno del erotismo es essencialmente el terreno de la violencia, de la violación. (...)
Qué significa el erotismo de los cuerpos sino una violacón del ser de los que toman parte en él? Una violación que confina con la muerte? Una violación que confina con el acto de matar?
Toda la operación del erotismo tiene como fin alcanzar al ser en lo más íntimo, hasta el punto del desfallecimiento. El paso del estado normal al estado de deseo erótico supone en nosotros una disoloción relativa del ser, tal como está constituido en el orden de la discontinuidad. (...) En el movimento de disolución de los seres, al participante masculino le corresponde, en principio, un papel activo; la parte femenina es pasiva. Y es esencialmente la parte pasiva, femenina, la que es disuelta como ser constituido. Pero para un participante masculino la disolución de la parte pasiva sólo tiene un sentido: el de preparar una fusión en la que se mezclan dos seres que, en la situación extrema, llegan juntos al mismo punto de disolución. Toda la operación erótica tiene como principio una destrucción de la estructura de ser cerrado que es, en su estado normal, cada uno de los participantes del juego.
La ación decisiva es la de quitarse la ropa. La desnudez se opone al estado cerrado, es decir, as estado de la existencia discontinua. Es un estado de comunicación, que evela un ir en pos de una continuidad posible del ser, más allá del repliegue sobre sí. Los cuerpos se abren a la continuidad por esos conductos secretos que nos dan un sentimiento de obscenidad. La obscenidad significa la perturbación que altera el estado de los cuerpos que se supone conforme com la posesión de sí mismos, con la posesión de la individualidad, firme y duradera." (Georges Bataille, El Erotismo)

Sem comentários: